Conviértase en seguidor de sus hijos en Internet

Los expertos recomiendan supervisar su vida en la web, pero sin invadir su privacidad.

LINA SÁNCHEZ ALVARADO – Redactora de EL TIEMPO

Los niños colombianos empiezan a acceder a Internet y a abrir cuentas en redes sociales desde los 9 años, según el estudio ‘Estilo de vida de los jóvenes en Colombia’, de la Universidad de la Sabana. La investigación, que consultó a 9.500 escolares, también reveló que un 68 por ciento se conecta todos los días y que un 20 por ciento lo hace por cinco o más horas diarias.

Victoria Cabrera, coordinadora del estudio, señala que los jóvenes usan hoy la tecnología como su medio social natural, pero advierte que si esto no se hace con prudencia, puede terminar siendo “nocivo”. Los riesgos van desde el consumo de pornografía y violencia extrema, hasta cibermatoneo, apuestas y ataques de pedófilos. Amén de que no son pocos los menores que terminan volviéndose adictos a la red. Adicionalmente, muchos recurren a las redes sociales para establecer relaciones. El informe ‘Find out: mitos y verdades sobre los teens en Latinoamérica y España’, de la firma Findasense, determinó, tras encuestar a 700 adolescentes y jóvenes, que cerca del 60 por ciento de los colombianos entre 17 y 19 años buscan pareja en Facebook, y que lo mismo hace el 40 por ciento de los muchachos entre 14 y 16 años.

Consejos_de_seguridad_en_redes_sociales_para_adolescentes

Y pese a los riesgos que todo esto entraña, el 55 por ciento de los consultados por la Sabana admitió que sus papás no ejercen control alguno sobre lo que ellos hacen en la web.

¿Cómo hacerlo adecuadamente? La Corte Suprema determinó, en una sentencia del año pasado, que los padres no requieren “autorización de autoridad alguna para acceder a los contenidos e información de los sitios web que los menores frecuentan”, cuando está de por medio la defensa de sus derechos fundamentales.

El concepto fue emitido para resolver el caso de una mamá que revisó el correo electrónico de su hija y descubrió que su pareja la drogaba para abusar de ella. Y con estas pruebas, se logró encarcelar al agresor.

Juan Camilo Díaz, magíster en educación, explica que el grueso de los padres son ‘inmigrantes digitales’ y que por eso desconocen muchos de los peligros de la red. “Las normas internacionales señalan que un menor de 15 años no debe tener acceso a las redes sociales, pero lo realmente importante es acompañarlos”, indica.

En eso coincide Sonia Calderón, experta en tecnología educativa. “Esto se debe hacer desde el diálogo y no desde la imposición. La idea es que tanto padres como hijos se sientan cómodos. Hay que generar acuerdos y hablar de lo que está bien y de lo que está mal. Es clave lograr un clima de confianza”.

Los expertos no son partidarios de que los papás conozcan las contraseñas de sus hijos, pues se trata de una medida invasiva, especialmente para los adolescentes. Recomiendan, en su lugar, recurrir al uso de software de control parental para estar informado, restringir contenidos dañinos, prevenir ataques y poder conversar con ellos.

Los lazos con los hijos no solo deben ser fuertes en el mundo real, sino también en el virtual. Por lo que conviene ser amigos de ellos en las redes y reforzar la comunicación, para que se estreche la confianza y la tecnología se convierta así en un aliado para ambos.

Siete buenas prácticas

Evite los equipos en el cuarto de los jóvenes. Promueva su uso en las zonas comunes.

Negocie con sus hijos las horas en Internet, las horas de sueño y las horas para la familia.

Hable con ellos de los contenidos inapropiados y de los riesgos de consultarlos.

Manténgase bien informado de las últimas tendencias.

Acompañe a su hijo en Internet y esté enterado de en qué gasta el tiempo cuando está en la red.

Use programas que le permitan saber las actividades en línea de sus hijos. Los expertos recomiendan: K9 y Qustodio. En celulares, Kids Place Parental Control (Android) y ParentKit (iOS).

No restrinja el uso de Internet. Concilie su uso.

Fuentes: Sonia Calderón, experta en tecnología educativa, y Juan Camilo Díaz, magíster en educación de la Universidad de la Sabana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s