METODOS Y HABITOS DE ESTUDIO- II PARTE

Se entiende por hábitos de estudio las conductas más o menos constantes relacionadas con la acción de estudiar. Secadas (1971) distingue cuatro aspectos diferentes, que caracterizan los hábitos de estudio:

1. Es un proceso informativo por razón de su contenido, y es formativo porque lo asimilado pasa a ser resultado del propio entendimiento.
2. Se refiere al acto de estudiar, a las actividades que lo hacen eficaz, tales como repasar, controlar el rendimiento, criticar, etc.
3. Es importante el rito del estudio que abarca las circunstancias y condiciones externas que lo favorecen o perjudican, así como el horario y la secuencia de movimientos que preceden o acompañan a la acción misma de estudiar.
4. Es algo condicionado, de carácter automático, rutinario e incluso metódico.

Algunas estrategias que deben ser empleadas por nuestr@s estudiantes son:

1. Estrategias de apoyo: están al servicio de la sensibilización de los estudiantes hacia las tareas de aprendizaje en tres ámbitos: Las estrategias de motivación, basadas en la motivación intrínseca, las atribuciones causales, la motivación de logro, la auto-eficacia, la orientación a la meta o las estrategias de refuerzo.
2. Estrategias relacionadas con las actitudes: permiten intervenir en el clima de aprendizaje, el sentimiento de seguridad y la satisfacción personal, y la implicación en las tareas escolares.
3. Estrategias que se apoyan en la mejora del afecto: tienen fundamentalmente, un ámbito de trabajo: el control emocional y la ansiedad.
4. Estrategia de selección: consiste en separar la información relevante de la información poco relevante, redundante o confusa las más importantes son: ojeada, subrayado, resumen, esquema y extracción de la idea principal.
5. Prelectura: Es ese primer vistazo que se le da a un tema para saber de qué se trata y sacar así una idea general del mismo. Idea que frecuentemente viene expresada en el título. Conviene hacerla el día anterior a la explicación del profesor pues así nos servirá para comprenderlo mejor y aumentará nuestra atención e interés en clase.
6. Lectura Comprensiva: Consiste en leer detenidamente el tema entero. Las palabras o conceptos que se desconozcan se buscarán en el diccionario o en la enciclopedia. Al leer debemos:  Centra la atención en lo que se está leyendo, sin interrumpir la lectura con preocupaciones ajenas al libro.  Tener Constancia. El trabajo intelectual requiere repetición, insistencia.  Se debes mantener activo ante la lectura, es preciso leer, releer, extraer lo importante, subrayar, esquematizar, contrastar, preguntarse sobre lo leído con la mente activa y despierta.  No adoptar prejuicios frente a ciertos libros o temas que se vaya a leer. Esto posibilita profundizar en los contenidos de forma absolutamente imparcial.
7. Subrayado: Su objetivo es el de destacar las ideas esenciales de un texto. Posteriormente, al leer únicamente lo subrayado se puede recordar el contenido de dicho texto. Las normas del subrayado pueden resumiese así: Subrayar las definiciones y lo que consideramos como más importante; Rodear con un círculo los términos más relevantes. Si no se comprenden bien, consultar un diccionario; Ordenar y distribuir las ideas de forma lógica;

8. ¿Cómo detectamos las ideas más importantes para subrayar?
• Son las que dan coherencia y continuidad a la idea central del texto
• En torno a ellas giran las ideas secundarias.

9. ¿Cómo se debe subrayar?
• Mejor con lápiz que con bolígrafo.
• Utilizar lápices de colores. Un color para destacar las ideas principales y otro distinto para las ideas secundarias etc.
• Sí utilizamos un lápiz de un único color podemos diferenciar el subrayado con distintos tipos de líneas
10. ¿Cuándo se debe subrayar?
• Nunca en la primera lectura, porque podríamos subrayar frases o palabras que no expresen el contenido del tema.
• Cuando conocemos el significado de todas las palabras en sí mismas y en el contexto en que se encuentran expresadas.

11. Esquemas: Es la expresión gráfica del subrayado que contiene de forma sintetica las ideas principales, las ideas secundarias y los detalles del texto. Las características de un buen esquema son: recoger todas las ideas principales, secundarias y los datos que han sido previamente subrayados; presentados de una forma estructurada y lógica que facilita la comprensión y la memorización; utilizar las palabras del estudiante y con toda la brevedad posible, escribiendo frases cortas que recojan con precisión y claridad las ideas del tema.
·
¿Cómo realizamos un esquema?
• Elaborar una lectura comprensiva y realizar correctamente el subrayado para jerarquizado bien los conceptos (Idea Principal, secundaria…)
• Emplear palabras claves o frases muy cortas sin ningún tipo de detalles y de forma breve.
• Usar el propio lenguaje, expresiones, repasando los títulos y subtítulos del texto.
• Atendiendo a que el encabezamiento del esquema exprese de forma clara la idea principal y que te permita ir descendiendo a detalles que enriquezca esa idea.
• Por último elegir el tipo de esquema que se va a realizar.

RECOMENDACIONES PARA DISEÑAR UN BUEN MÉTODO DE ESTUDIO.

· Organización del material de trabajo. “Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa”
· Distribuir el tiempo de forma flexible, adaptado a cambios y a circunstancias.
· Tener en cuenta las dificultades concretas de cada asignatura.
· Indagar el ritmo personal de trabajo
· Ser realista y valorar la capacidad de comprensión, memorización, etc
· Comenzar por los trabajos más difíciles y dejar los más fáciles para el final.
· Entender datos no solo memorizarlos.
· Diseñar un plan con lo que se quiera alcanzar cada periodo, curso o cada año.
· Planificar el horario de cada semana y de cada día, intentando con fuerza cumplir el plan que se ha trazado.
· Procurar que la familia, amigos y compañeros ayuden a respetar el Plan.

DÒNDE ESTUDIAR

– En una habitación que se disponga para ello, si puede ser de uso exclusivo, sin malos olores, bien aireada y ventilada, ni con mucho calor ni con frío, sin molestias de ruidos, ni otro tipo de distracciones (televisión, cuarto de juegos de los hermanos, radio, etc.).

– Tener una mesa de trabajo amplia, en la que se puedas tener encima todo el material que se va a necesitar, sin otros objetos de distracción como revistas, juegos, adornos móviles, etc.

– La luz que sea preferiblemente natural y si no es así que sea blanca o azul y que proceda del lado contrario a la mano con la que escriben.

– Tanto la mesa como la silla deberán estar en consonancia con tu altura, ser cómodas pero no en exceso. La silla tiene que tener respaldo y ser dura. La excesiva comodidad llevará a rendir menos e incluso a dejar de estudiar, pero con la incomodidad ocurrirá lo mismo.

– Debe cuidarse mucho la postura. Con el tronco estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla. A una distancia alrededor de 30 cm del libro o apuntes y si es posible que estén inclinados por un atril u otro objeto, esto hace que la vista y los ojos no se cansen tan pronto.
CÒMO ESTUDIAR

-Es muy importante que antes de ponerse a estudiar se haga una reflexión sobre todo lo que se va a necesitar y se coloque o en la mesa o al alcance de la mano (diccionarios, libros de consulta, bolígrafos, reglas, enciclopedias, etc).

– También es muy importante que se sepa que es lo que se va a hacer cada día y tenerlo todo planificado (pero con flexibilidad). Por eso es muy conveniente que se haga un horario de estudio diario pero que tiene que ser realista, teniendo en cuenta las capacidades, realizable y factible y también flexible y preparado para los imprevistos, donde no solo esté reflejado el tiempo de estudio sino también el tiempo de ocio y descanso.
Recuerda que cada hora se debe descansar 10 minutos.

– Se debe dormir una media de 8 a 10 horas, es fundamental para luego rendir bien.

– El ejercicio físico. Tratar de hacer diariamente ejercicio físico o bien practicar algún deporte con regularidad. La vida sedentaria obliga a mantenerse en forma.

– Alimentación. En general tratar de comer sano, a horas regulares, evitando las comidas pesadas o lar gas horas con el estómago vacío. Procurar ingerir diariamente, leche o sus derivados, frutas y verduras en abundancia.
FUENTE: González y Cols (2003). Factores determinantes del bajo rendimiento académico en educación secundaria. Universidad complutense de Madrid- España.
MATERIAL SEMANA DEL 29 AL 02 DE SEPTIEMBRE DE 2016
Cordialmente,
Ibonn Cheque
Orientación Escolar Campestre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s